07 May

Hoy os hablaremos sobre la diferencia entre el lifting de pestañas y la permanente de pestañas. Aunque los dos tratamientos son muy populares es común llegar a confundirlos y no entender exactamente de que tratan.

Debemos aclarar que ambos tratamientos sirven para destacar nuestra mirada aunque dependiendo si se quiere lograr una mayor longitud ó potenciar la ondulación se debe elegir uno u otro tratamiento.

¿Qué es el lifting de pestañas?

El lifting de pestañas es uno de los tratamientos de belleza con mas demanda hoy en día. Esto es debido a su efecto prolongado y porque permite olvidarse de las pestañas postizas.

Antes de seguir nos gustaría comentar que el lifting debe ser aplicado por profesionales ya sea en centros de belleza o estética ya que se trata de un tratamiento delicado dónde la experiencia es crucial para lograr un resultado optimo.

Ideal para personas con pestañas cortas y que además cuentan con poca densidad. Cabe aclarar que este tratamiento es indoloro y que supone un ahorro en tiempo y dinero ya que resulta mas barato que la aplicación de pestañas sueltas.

Primero que nada se recomienda limpiar la zona a tratar utilizando las toallitas pre-tratamiento, esto es debido a que normalmente quedan restos de maquillaje y crema en nuestro rostro.

El procedimiento se basa en erguir la pestaña utilizando una herramienta especial desde la base así estas lucirán mucho más largas. Además logra que las pestañas se alisen logrando un mayor vigor y suavidad en las mismas.

A diferencia de la permanente, en el lifting se pone una almohadilla en el párpado superior del ojo, para después pegar las pestañas y así conseguir alargarlas.

Se recomienda repetir el tratamiento cada 2-3 meses dependiendo de la relación crecimiento-caída de cada persona.

¿Qué es la permanente de pestañas?

La permanente de pestañas es un tratamiento que consiste en rizar las pestañas y que queden subidas, de este modo darán la impresión de ser mas largas.

Gozó de gran popularidad durante los años 60’s y 70’s en Francia e Inglaterra, en la actualidad había bajado su popularidad, aunque en los últimos años, esta técnica ha ido recuperando terreno gracias a la popularidad que ha logrado dentro de las famosas americanas.

Al igual que con el lifting, es necesario acudir a un centro de belleza o estética, esto se debe a que será necesario usar un bigudí así como tener la ayuda de alguien para aplicarla.

Durante el proceso se colocará un bigudí sobre cada pestaña (el tamaño dependerá del largo de las pestañas), para poder pegarlo se utilizará un pegamento especial, una vez fijado se aplicará un liquido sobre las pestañas el cuál lograra que queden rizadas.

Pasados 10 ó 15 minutos se retira el líquido de las pestañas (si pasa mas tiempo es posible que se quemen), una vez rizadas se aplica otro producto para retirar los restos de pegamento.

Por último, una vez terminados los pasos anteriores nos aplicarán un serum hidratante y podremos lucir de una mirada espectacular.

Esté método es ideal para personas que cuenten con pestañas largas.

La duración aproximada del tratamiento es de 4 semanas.

Recuerda que en Futuro Estética tenemos los mejores productos para los tratamientos de pestañas y siempre con los mejores precios.

Descubre estos y mas productos en nuestra página web ó envíanos un Whatsapp: +34 650 41 85 26.

Deja un comentario